miércoles, 27 de febrero de 2008

Enfermedades asesinas del siglo XXI



Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), nuevas enfermedades letales están emergiendo a nivel mundial con una velocidad nunca antes vista. En su informe "Un futuro más seguro", sus especialistas señalan cuáles son las principales amenazas para la humanidad en el siglo XXI, caracterizado por el hecho ineludible de que las epidemias también se globalizan.


SRAS: Un pánico sin precedentes desató en 2003 el virus responsable del Síndrome Respiratorio Agudo Severo o SRAS: enfermedad contagiosa con una semana de incubación antes de la emergencia de los síntomas. Muy alta tasa de mortalidad. El SRAS probó ser menos contagioso de lo que en principio se temía. Pero antes de que fuera contenido, mató a varios cientos de personas en cuestión de pocos meses.


Influenza pandémica: Los científicos creen que una amenaza mucho mayor puede representar un brote de influenza pandémica, una nueva cepa de virus capaz de saltar de especies animales a humanos. La Organización Mundial de la Salud viene pidiendo a todos los gobiernos que comiencen a prepararse para su llegada. Por el momento, el virus no ha demostrado su poder de transmitirse entre seres humanos, pero existen fundados temores de que eventualmente mutará y desarrollará tal capacidad. Si esto llega a ocurrir, aún una baja tasa de mortalidad en comparación con el SRAS, la humanidad se encontraría con cientos de miles de muertos en el mejor de los casos, pero lo más probable es que las cifran lleguen a millones.


Fiebres hemorrágicas: Virus como el Ébola y el Marburgo, tienen los índices más altos de fatalidad y pueden matar en sólo unos días. África Tropical es la cuna de las fiebres hemorrágicas. Las víctimas desarrollan altas temperaturas y diarrea antes de severa pérdida de sangre y el contacto con ellas se torna altamente contagioso. La rapidez y la naturaleza letal de estas infecciones ofrece un tipo de protección al resto del mundo, ya que los infectados desarrollan tan rápido la enfermedad que les hace imposible viajar de un país a otro.


Malaria: Cerca de 1 millón de personas mueren por malaria y según la OMS, no se ha invertido lo suficiente para detener la cifra que crece. Esto significa que la malaria emerge en nuevas áreas o está regresando a zonas donde se pensaba ya había sido erradicada.


Cólera: Guerras, conflictos y desastres naturales juegan un papel importante en su regreso, ya que el consumo de agua no potabilizada y bajas condiciones sanitarias son la causa de los brotes de cólera.


Tuberculosis: Junto con el SIDA, la tuberculosis es uno de los asesinos más temidos y con un millón y medio de muertos por año en diversas zonas del mundo. Los expertos de la ONU (Organización de Naciones Unidas) destinada a entender en cuestiones de salud, ven con preocupación una progresiva resistencia por parte de la bacteria responsable de la tuberculosis contra los antibióticos que actualmente se producen.