viernes, 11 de julio de 2008

Curar boqueras y orzuelos y evitar ronquidos




Para curar las boqueras, los orzuelos y evitar los ronquidos utilicen una llave antigua de ojo.

Deje la llave en el alfeizar de la ventana durante toda la noche y frote el orzuelo o la boquera con el oxido formado por el rocío, estos desaparecen en el acto.

Para evitar los ronquidos pongan la llave bajo la almohada.